Con la obligatoriedad del trabajo en casa debido a la pandemia, los coworking spaces disminuyeron su ocupación y pusieron en pausa muchos acuerdos de negocio con sus clientes. Incluso el gremio se unió para solicitar apoyo del gobierno al inicio de la emergencia sanitaria.
Sin embargo, hubo una recuperación relativamente rápida tras la crisis económica; te contamos el por qué aquí abajo.

¿Cambiaron los coworking spaces en la pospandemia?

La respuesta corta es sí, más que todo por las exigencias de los usuarios respecto a la higiene y la bioseguridad. Así mismo, hubo un cambio en el tamaño de los lugares adecuados para coworking spaces, veamos los datos por ubicación geográfica:

  • A la baja: en Centroamérica, Estados Unidos y Canadá, el sector coworking se vio muy afectado, pues perdieron un total de 763 pies cuadrados de sus espacios.
  • A la alta: a pesar de la crisis económica, las regiones de Asia-Pacífico y Latinoamérica, lograron expandir sus coworking spaces en 568 pies cuadrados.

Estos datos son coherentes con las predicciones que se hicieron sobre el sector en Colombia, pues se apuntaba a un crecimiento acelerado de los coworking spaces en el primer trimestre de este año.

Expertos afirman que este crecimiento puede deberse a que muchas compañías recién se enteraron de la existencia de este modelo en el contexto de la pandemia, y empezaron a considerar las ventajas de un coworking space sobre el modelo de las oficinas tradicionales. 

Y sin duda, el factor más determinante es el modelo de trabajo híbrido que llegó para quedarse. Después del home-office, hay quienes buscan recuperar el balance entre la vida personal y laboral, separando los espacios de la casa y la oficina por unas horas.

¿Qué le espera en el futuro a los coworking spaces?

Según un estudio citado en Forbes, para el 2023 se espera que 3,9 millones de metros cuadrados hayan sido habilitados para usarse como coworking spaces. Todo apunta a que el sector coworking puede recuperarse por completo y volver al camino del crecimiento estable, en parte gracias al trabajo híbrido.

En Bogotá el pronóstico es similar. Es probable que se construyan más de 665 mil metros cuadrados para el año 2023, 32% de ellos en el corredor del Salitre y 25% en la zona Centro.

En definitiva, con la pandemia, el sector empresarial descubrió lo difícil que es proyectar la dirección de una compañía a futuro teniendo en cuenta variables extraordinarias. Por eso, en Tinkko, nos unimos como comunidad para sobrevivir a la crisis económica.

Fue gracias al diálogo con nuestros clientes que pudimos llegar a acuerdos para evitar el cierre de nuestras instalaciones. En agradecimiento, decidimos flexibilizar aún más nuestros servicios y aliviar la incertidumbre de aquellos que quieren crear empresa.