Se necesitan agallas para emprender un negocio; aún así no hay lugar para la imprudencia. Muchos emprendedores se quedan sin dinero al poco tiempo de crear su empresa y se ven obligados a buscar más financiación. ¿Su error? No saber calcular los gastos iniciales para su negocio. Sigue leyendo y evita que te pase a ti también.

 Importancia de la inversión inicial para emprender un negocio

Cuando hablamos de la inversión inicial para emprender un negocio, nos referimos al dinero necesario para cubrir costos básicos como la compra del edificio o instalaciones en las que funcionará la empresa; así como suministros, equipos y el talento humano necesario para operar.

Puedes ahorrar tiempo y dinero haciendo uso de nuestras instalaciones en los coworking de Medellín o nuestras oficinas en Bogotá.

Este dinero puede provenir de los ahorros de toda una vida del emprendedor, ayudas financieras de familiares o amigos, socios o inversionistas extranjeros; por lo que gestionarlo correctamente hará que otros confíen en tu proyecto y su rentabilidad. Pero ¿Cómo lograrlo?

 Claves para calcular la inversión inicial para emprender un negocio

No es lo mismo calcular los gastos para una negocio que ofrece servicios versus una empresa industrial, sin embargo, en ambos casos debe haber claridad sobre la viabilidad y la planificación. Realizar un desglose detallado de los gastos e ingresos previstos en un periodo de tiempo determinado hará más acertadas tu previsiones sobre el emprendimiento. Ten en cuenta que:

Debes redactar un buen plan de negocio

Para emprender un negocio es crucial redactar un documento en donde especifiques los objetivos de la empresa, el mercado al que te diriges y tu valor agregado frente a la competencia. Cualquier plan de negocio serio también incluirá a detalle los gastos y beneficios iniciales de la empresa. Es decir, un plan de inversión.

En teoría el papel lo aguanta todo pero en la práctica las cosas no suelen salir a la primera, ser realista a la hora de redactar tu plan de negocio te ayudará a evitar problemas de liquidez más adelante; así mismo será tu carta de presentación ante socios e inversionistas.

Calcular la inversión es necesario para definir un plan de financiación

Aparte de calcular la cantidad de dinero que necesitas para montar tu empresa, en este punto es necesario prever cuándo empezarás a tener ingresos, siempre teniendo en cuenta los contratiempos para ser más acertados; asegúrate de conocer la perspectiva de posibles clientes fijos para garantizar algunos ingresos.

También es válido hablar de porcentajes en vez de cantidades. Por ejemplo, los gastos iniciales podrían fijarse en un 50% de los costos, mientras que los gastos fijos mensuales pueden representar un 15% (alquiler, salarios, etc) y otro 14% puede ir a los proveedores; lo que deja una buena cantidad de dinero para situaciones imprevistas.

Cuanto más detallado sea el desglose de tus gastos iniciales y posibles ingresos, más sencillo será realizar un estudio sobre las diferentes opciones de financiación para emprender un negocio

La inteligencia financiera es crucial

Aprender a gastar solo en lo necesario aporta a la inteligencia financiera del emprendedor, esto es válido para cualquier estrategia que emplees para el crecimiento de tu empresa. No olvides que para emprender un negocio debes invertir en aquello que te genere dinero a corto plazo.

Por ejemplo, una inversión necesaria y obligatoria son los trámites legales que implica el abrir un negocio; así como los intereses de los créditos en caso de que solicites financiación a terceros. En ambos casos, deberás usar tu inteligencia financiera y elegir lo que más le convenga a tu empresa.

Emprender es tan emocionante como retador; en Tinkko queremos hacerte las cosas más fácil, cotiza aquí tu lugar de trabajo ideal. Recuerda que entre más preciso sea el cálculo sobre los gastos iniciales de tu empresa, más probabilidades tendrás de alcanzar el éxito. 

Pero hay muchas maneras más en las que facilitamos que cumplas tu sueño como emprendedor. Ya sea que busques un coworking en Bogotá o un coworking en Medellín, Tinkko te ofrece gran flexibilidad en los tiempos, espacios y tarifas que desees acordar con nosotros.

Esto lo hacemos porque queremos prestarte un servicio preferencial. Somos operadores expertos en inmuebles y entendemos que cualquier negocio puede beneficiarse de un ahorro en tiempo y dinero cuando contratan espacios de trabajo. ¡Hablemos! Nuestros asesores pueden ayudarte.  

Si buscas un coworking en Medellín con espacios a tu medida, Tinkko es tu mejor opción. Nuestras sedes están ubicadas en lugares estratégicos de la ciudad:

📍Sede Milla de Oro: carrera 42 # 3 Sur – 81, cerca del centro comercial Santafé.

📍Sede Astorga: Cl. 7D #43a-105, El Poblado.

📍Sede Tinkko Self: carrera 42 # 5 Sur – 47, sobre la vía principal Av El Poblado.

También hacemos presencia en la capital. Nuestras sedes de coworking en Bogotá, esperan por ti:

📍Sede Ecotek: Cl. 99 #10-57 Chicó Norte

📍Sede Yacaré (próximamente)

También puede interesarte:

Transformación digital en las empresas

¿Cómo crear una buena base de datos empresarial?