La productividad empresarial depende de la eficacia de los procesos dentro de tu organización, esto incluye el trabajo en equipo. Acompáñanos a ver cómo una cultura organizacional centrada en el cliente, puede mejorar el rendimiento de tus equipos de trabajo.

¿Qué tiene que ver la cultura centrada en el cliente con la productividad empresarial?

Las organizaciones que saben escuchar, anticipar y adaptarse a las necesidades del cliente siempre logran posicionarse en la cima del mercado. ¿Cómo lo hacen? Desarrollando una cultura organizacional centrada en el cliente.

Esto significa que orientan cada proceso interno a un objetivo principal: la satisfacción total del comprador. Cuidan la experiencia del cliente en cada interacción con él, desde la primera vez que entra en contacto con la marca a través de la publicidad, hasta la atención posventa que recibe.

Cuando esto ocurre se fortalece la relación con el consumidor, a tal punto que se alcanza uno de los objetivos empresariales más importantes: fidelizar clientes. Y este es el gran aporte de la cultura centrada en el cliente para la productividad empresarial.

Pero aún hay más. Si decides establecer una cultura organizacional centrada en el cliente y luego capacitas a cada equipo de trabajo al respecto, lograrás que todos los miembros de tu organización “remen hacia el mismo lado”.

Es que, si hay claridad en la comunicación y los procesos, la productividad de los colaboradores se dispara. Se dan cuenta de cuál es su propósito individual y colectivo en la organización, por lo que aumenta su compromiso, su motivación.

Entonces, la relación entre una cultura centrada en el cliente y la productividad empresarial es directa y proporcional. Pero…

 ¿Cómo desarrollar una cultura organizacional centrada en el cliente?

Al tener que ver con la productividad empresarial, la cultura centrada en el cliente debe permear todos y cada uno de los procesos internos asociados a la experiencia del comprador. Sin embargo, los colaboradores que desempeñan labores administrativas también deben interiorizar esta orientación hacia el cliente.

¿Por qué? Bueno, colocar al cliente en el corazón de tu organización es también darle visibilidad a la razón de ser de tu empresa, al fin y al cabo se trata de solucionar un problema o suplir una necesidad con tu servicio o producto.

Veamos entonces qué pueden hacer los líderes de tu organización para implementar una cultura organizacional centrada en el cliente:

Comunicar datos y hallazgos sobre los clientes

No puedes entablar una relación sólida con alguien que no conoces bien. Asegúrate de que toda la información relevante sobre el comportamiento de tus clientes, esté siendo socializada a los colaboradores de manera oportuna.

Esto ayudará al equipo de marketing, ventas y servicio al cliente a generar más acciones para fidelizar clientes y aumentar la productividad empresarial.

Explicar el por qué

El liderazgo autoritario puede amenazar el cumplimiento de los objetivos empresariales. Si solo te encargas de dar órdenes a los colaboradores, sin explicar la razón detrás de ellas, estás ejerciendo un mando poco efectivo.

Una cosa es acatar órdenes y otra trabajar desde la convicción. Cuando logras lo segundo, tus colaboradores se sienten más motivados y pueden comprometerse con su papel dentro de la organización.

Contratar pensando en la orientación al cliente

A esto nos referimos con incluir a los departamentos administrativos en la cultura organizacional. Quienes reclutan el talento de tu empresa, deben evaluar a los candidatos respecto a su inclinación por el cliente.

De esta manera se optimizan los procesos de selección, porque se contratan aquellas personas que mejor puedan alinearse a la cultura basada en el cliente.

Cultivar la empatía


Identificar la necesidad de un comprador, comprender las causas de la misma y responder a ella de manera empática, es una gran forma de generar conexión emocional. Ese es el secreto para fidelizar clientes.

Capacita a tus colaboradores para que demuestren esa empatía siempre que entren en contacto con el cliente, esto sin duda impactará tus objetivos empresariales para bien.

Queda bajo tu responsabilidad organizar y ejecutar reuniones efectivas, para comunicar a los líderes de tu organización lo que deben hacer para implementar con éxito una cultura organizacional centrada en el cliente.

¿Dónde hacerlas? Tinkko es el lugar que buscas. Nuestras salas de reuniones están 100% equipadas para facilitar tu comunicación con el equipo de trabajo. Anímate a visitar nuestras sedes de coworking y descubre por qué en Tinkko trabajar nunca se sintió tan bien.

Si buscas un coworking en Medellín con espacios a tu medida, Tinkko es tu mejor opción. Nuestras sedes están ubicadas en lugares estratégicos de la ciudad:

📍Sede Milla de Oro: carrera 42 # 3 Sur – 81, cerca del centro comercial Santafé.
📍Sede Astorga: Cl. 7D #43C-105, El Poblado.
📍Sede Tinkko Self: carrera 42 # 5 Sur – 47, sobre la vía principal Av El Poblado.

También hacemos presencia en la capital. Nuestras sedes de coworking en Bogotá, esperan por ti:

📍Sede Ecotek: Cl. 99 #10-57 Chicó Norte
📍Sede Yacaré: Calle 100 # 7A-81

La comunidad de coworking en Bogotá y de coworking en Medellín te espera con los brazos abiertos. ¡Hablemos!